lunes, 9 de agosto de 2010

Libro de Judit

LIBRO DE JUDIT

         El libro debe su nombre a su principal protagonista Judith. El nombre se encuentra también en Génesis 26: 34. Su correspondiente nombre masculino es Judí o Jehudi (Jeremías 36: 14, 21,23). 
No sabemos quién escribió el libro. Acaso se escribió el original en arameo o más probablemente en hebreo, pero nos ha llegado la traducción al griego, habiéndose perdido el texto original. Seguramente el autor del libro vivió en Palestina a mediados del siglo II antes de Cristo. En ese tiempo se perseguía a los judíos. El autor quiso dar a entender que el Señor no abandonaría a los que acudían a Él y le eran fieles.
El libro de Judit relata cómo estaba el pueblo de Israel a la llegada del ejército del Imperio Asirio y cómo el Señor lo salvó por medio de esta mujer hermosa, fiel, y valerosa. Muchos datos históricos que aporta el librono son exactos. Dice que el rey de Babilonia era Nabucodonosor, pero de nombre era el rey de Babilonia (604-562 antes de Cristo), y para entonces el Imperio Asirio ya había desaparecido. El relato parece estar ambientado en el pueblo judío después del regreso del destierro de Babilonia: La ciudad de Jerusalen y el templo aparecen reedificados y el culto del templo organizado.
En opinión de algunos eruditos, viendo lainexactitud de los datos anteriormente reseñados, en el libro de Judit no se quiere contar una historia real, sino una ficción, basada en datos históricos, queriendo enseñar la fe en Dios, el poder de la oración, seguir fiel a la ley de Moisés, el poder de Dios que libra a su pueblo gracias al valor de una mujer.

1:1 Los datos históricos de este versículo no son exactos: Nabucodonosor no fue rey de Asiria, sino de Babilonia en tiempo posterior, entre los años 604 y 562 antes de Cristo, habiéndose constituido el Imperio Neobabilónico sobre las ruinas del Imperio Asirio. Ecbatana era la capital de Media, situada al este de Asiria, donde residía el rey de Media Arfaxad. Nabucodonosor declaró la guerra a Arfaxad en la llanura de Ragau (probablemente la ciudad de Rage que se cita en el libro de Tobías, a unos 160 kn. Al N.E. de Ecbatana). Nabucodonosor envió mensajeros por todos los rincones de su imperio para pedir ayuda para la guerra contra Media, pero todos sin excepción fueron rechazados. Así que prometió vengarse de ellos, no sin antes vencer a Arfaxad y anexionar Media.

2:1-13 Nabucodonosor manda a Holofernes para castigar a las regiones occidentales de su imperio que se rebelaron contra él.
2:7 Se señala en este versículo que el derrotado mostraba su rendición, ofreciendo al vencedor una ofrenda de agua y tierra. Esta costumbre vino de Persia.

2:14-28 Campañas de Holofernes.
3 Holofernes llega hasta el norte de Israel, concretamente a la llanura de Esdraelon, o sea, al valle de Jezreel, a Dotan, para acabar acampando entre Gebai y Escitopolis (forma
griega de Bet – Shan).

4:3 Se cita que se recibieron noticias de los desterrados. Esto es una incongruencia, ya que en 2 Reyes y 2 Cronicas no se sabe nada de las diez tribus perdidas después de haber sido deportadas en masa a Nínive. Puede tratarse de una interpolación que hace el copista, para referirse a lo que dice 2 Esdras, al regreso de los deportados de Babilonia en el año 538 a. De Cristo, o de la purificación del Templo de Jerusalen a la muerte de Antíoco IV.
4:6-8 El sumo sacerdote Joaquín envió cartas a Betulia y Betomestaim. El texto dice que Betulia y Betomestaim están contiguos a Esdraelon. Les manda que ocupasen los puertos de montaña y desfiladeros que conducán a Judea, pues eran el único lugar por donde pasaría el ejército de Holofornes, pues sólo podían pasar de dos en dos.
4:8 Aquí se cita por primera a dos instituciones que jugarían un papel principal entre los dos Testamentos: el sumo sacerdote y el consejo de ancianos, que estuvo vigente hasta el año 100 antes de Cristo. Bajo la dominación romana le sustituyó el Sanedrín.
4:9 como reacción, el pueblo ayunó1.
4:10 Todos, incluso el ganado vistieron cilicio2.
4:12 Ésta es la única vez que se menciona que se cubre el altar con cilicio. Todos clamaron al Señor, pidiendo que no permita que rapten a sus mujeres, secuestren a sus hijos, que saboteen las ciudades, que no profanen el Templo, y que no sean sometidos a burla y escarnio3.
4:13 La forma que dice que el Señor escucha sus clamores, es parecida a la de los israelitas en Egipto4.
4:14 Presentación de ofrendas al altar5.

5 Discurso del amonita Akior a Holofernes. 
5:1-4 Holofernes, sabedor de los planes de defensa de los israelitas, se llenó de ira, y pidió la causa de esa resistencia. El amonita Akior le dio como respuesta la historia del pueblo de Israel.
5:6-21 Parece sorprendente que Akior califique al pueblo de Israel como caldeo. Sin duda, mezcla dos hechos: que Abraham nació en Ur de Caldea, y del regreso de los judíos del cautiverio de Babilonia. Continúa diciendo que no quiso adorar a los dioses de sus antepasados de Caldea. Dejo la religión de sus antepasados y adoró al Dios del cielo, pues testificaba de quien tomaba por el Dios verdadero. Por eso, salieron de la tierra de sus dioses, y fue a Mesopotamia6, y vivió allí por largo tiempo.  Su Dios le mandó salir de Mesopotamia para ir a la tierra de Canaan. Allí mismo vivió y se hizo dueño de oro, plata y mucho ganado7. Después hubo una hambruna en Canaan y bajó a Egipto y allí permaneció mientras duró el hambre. En Egipto8 el pueblo se multiplicó tanto que no se podía contar a tanta gente9. Entonces l rey de Egipto se puso en contra de ellos y con engaños les bligó a llevar cargas pesadas y a convertirlos en sus esclavos10. Clamaron a su Dios y castigó a Egipto con plagas incurables11. Entonces Egipto los expulsó de sus tierras. Dios secó el Mar Rojo delante de ellos12, y les guió al Sinaí y a Cades-Barnea13, y expulsó a los pueblos por los que pasaban. Después se afincaron en el territorio de los amonitas y destruyeron a los hesbonitas14 por la fuerza, después de cruzar el río Jordan se
apoderaron del occidente
15, y se quedaron allí a vivir durante largo tiempo. Si no cometían pecados contra Dios, era bendecido16, pues Dios aborrecía al inicuo17, pero si se desviaba del camino trazado por Dios18, sus enemigos les declaraban la guerra y los llevaban al cautiverio19 al extranjero.  Akior propone investigar el estado espiritual del pueblo de Israel. Si está en pecado, aconseja el ataque, pero si son rectos delante de Dios, mejor dejarlo para otra ocasión, pues en caso de atacarles, su Dios les protegería. A lo que
los consejeros de Holofernes, y sus aliados de la costa y de Moab aconsejaron a Holofernes a atacar a los israelitas.

6:1-10 La respuesta de Holofernes a Akior no se hizo esperar. Le acusó de venderse a los intereses de Efrain20, para aconsejar no atacar a los israelitas. Se basa en el poder de los ejércitos de Nabucodonosor para asegurar la victoria sobre los israelitas, y que su dios no los librará21. Además le acusa de traición, por tanto, manda que sea llevado a los israelitas para que muera con ellos.
6:11-21 Akior fue llevado alrededor de las fuentes que hay debajo de Betulia, para que fuese capturado por los israelitas. Éstos lo llevaron a los líderes políticos de Betulia, Ozías, de la tribu de Simeón, y Kamis, para interrogarle, y Akior les relató todo lo acontecido con él en el campamento de Holofernes. El pueblo oró al Señor, Dios del cielo22, y que mire su arrogancia y orgullo23.
7:1–6 Al día siguiente, Holofernes mandó a su ejército que se dirigieran a Betulia para atacar a los isarelitas. Su ejército se componía de 170.000 soldados de infantería y 12.000
soldados de caballería, además de los encargados de las máquinas de guerra y el gran gentío que iba a pie. Pusieron el campamento cerca de la fuente, en las inmediaciones de Betulia, luego se extendieron de Dotaim a Belbaim, y luego de Betulia a Ciamon que está delante del Esdraelon. Al ver la magnitud de los ejércitos los israelitas, se desanimaron. Al día siguiente Holofernes sacó a la caballería para inspeccionar y examinar los alrededores de la ciudad.

7:8-16 Los caudillos edomitas, moabitas y los de las naciones costeras se dirigieron a Holofernes y, debido a que los israelitas se refugiaban en las cimas de las colinas, le sugirieron que reservaran a los hombres en el campamento, y que tomen la fuente de la que se suministra el agua a Betulia, para que caigan rendidos por la sed24. Holofernes, complacido por la sugerencia, mandó ejecutar la orden.
7:17-32 Los asirios, junto con los moabitas y amonitas se apoderaron de las fuentes y arroyos que aprovisionaban de agua a Betulia. Los israelitas, al ver que estaban rodeados y sin salida clamaron a su Dios. Después de 24 días de asedio, estaban con mucha sed y con el agua racionada, y empezaron a caer los israelitas muertos de sed. El pueblo se dirigía desesperadamente a Ozías y a sus líderes políticos que se rindieran, porque preferían ser esclavos que morir de sed, y le recriminan no haber hecho negociaciones de paz con los invasores. Los líderes les dijeron que tuvieran valor y que esperaran cinco días más, para ver si el Señor se apiadara de ellos. Si pasaran esos cinco días sin resultados, se rendirían.

8:1-8 Presentación de Judit. Judit era hija de Merari, hijo de Ox, hijo de José, hijo de Oziel, hijo de Hilcias, hijo de Ananías, hijo de Gedeón, hijo de Rafain, hijo de Aquitob, hijo de Elías, hijo de Hilcias, hijo de Eliab, hijo de Natanael, hijo de Salamiel, hijo de Sarasadai, hijo de Israel25. Su esposo se llamaba Manasés era de su misma tribu, y murió
en la época de la cosecha de la cebada, por lo que parece por un golpe de calor
26, y fue enterrado con sus padre entre Dotaim y Balamon. Después de enviudar solía ayunar todos los días excepto en las vísperas del sábado, en las fiestas de vísperas y de luna nueva y en las fiestas de los israelitas. Era una mujer atractiva y su esposo le dejó joyas, criados, ganado y tierras. Era una mujer virtuosa y el Señor le favorecía.
8:9-36 Judit era conocedora de la situación desesperada de la ciudad a causa del asedio, de que el pueblo se presentó a Ozias y a los demás líderes y del plazo de cinco días que se dieron para esperar lamisericordia del Señor. Por tanto, mandó a la muchacha que administraba sus bienes a que llamara a Ozias, Kabris y Karmis, líderes políticos de la ciudad. Esta muchacha tendrá importancia, cuando ayude a su ama a cumplir con sus propósitos. Judit les recrimina haber puesto la condición de esperar cinco días sin consultar con el Señor (v. 10), de tentar al Señor (v.11)27, de si no son capaces de conocer los pensamientos de los hombres, les pregunta como serían capaces de adivinar las intenciones de Dios28, de colocar condiciones a Dios. En el versículo 20 Judit afirma
que entre ellos no hay idolatría. Sin embargo, la frase del versículo 20 ‘Mostremos a nuestros hermanos que tenemos en nuestras manos su vida, el lugar santo, el templo y el altar’ no parece una muestra de humildad ante Dios sino de patriotrismo en el que se mezcla patria y religión sin tener en cuenta a Dios, de una forma parecida a la de los Macabeos
29. A continuación les hace recordar de las pruebas que pasaron Abraham30, Isaac31, y Jacob32. Ozias da la razón a Judit, pero debido a que han empeñado su palabra, le pide que ore por la ciudad para que el Señor le envíe lluvia. Sin embargo, Judit les propone que abran la puerta principal de la ciudad, para que ella y su criada salgan al campamento enemigo, y el Señor les salve mediante ella.

9 Oración de Judit. (Compárese con la oración del rey Ezequías en situación parecida). Su oración comienza a la misma hora en que se ofrece el incienso33 Judit empieza recordando la venganza que tomaron Simeón por la deshonra de Dina34 (ver manual de instituto), y, por tanto, hizo que sus mujeres fuesen robadas y sus hijos llevados al cautiverio(!!!). Reconoce su omnisciencia y un sentido peculiar de la Providencia divina35. En su oración dice que los asirios confían en su fuerza y en su poderío militar36. Pide que destruya a los asirios porque quieren profanar el Templo, por su orgullo, y que le de a ella el poder para destruir a los asirios mediante su plan. Denomina a Dios Dios de nuestros antepasados, Dios de Israel, su bien preciado, Señor de los cielos y de la tierra, Creador de los mares, y de todas lascriaturas. Acaba rogando que muestre que es el Dios Todopoderoso37.

10 Judit va al campamento enemigo. Judit se quita las ropas de viuda, se coloca sus mejores ropas, se maquilla, se adorna de sus mejores joyas, sale por la puerta principal de Betulia, entra en el campamento enemigo, pidiendo al guardián que le deje ver a Holofernes, fingiendo que huye de la ciudad para pasarse al enemigo, y darle informes de los puntos más débiles de la ciudad y decirle de qué forma tomar la ciudad sin perder un solo hombre.

11 Judit en la tienda de Holofernes. Judit entra en la tienda de Holofernes. Para fingir adula al rey Nabucodonosor y a su poderío. Le dice que no menosprecie las palabras de Akior, porque son fidedignas, y que en estos momentos están en un período de pecado, por lo que el Señor entregará a los israelitas en sus manos. Y una vez que tome Betulia, ella le guiaría a tomar Jerusalen, para colocarle en el trono real. Holofernes acogió con agrado este mensaje, y le responde que si se cumple la palabra de Dios lo tendrá por su dios38, que ella viviría en el palacio de Nabucodonosor y que tendría fama mundial.

12:1-9 A pesar del teatro, Judit determina su fidelidad al Señor delante de Holofernes. Judit rechaza los alimentos y bebidas que Holofernes le ofrece por ser contrarios a la ley de Moisés, sino que tomaría de lo que ella trajo. Judit durmió en el campamento asirio por la noche y se levantó al amanecer en el cambio de guardia, y pidió permiso a Holofernes a que saliera a orar, y él se la dio. Estuvo tres días en el campamento asirio, orando pidiendo guía al Señor. Se bañó en la fuente para lavarse de la inmundicia por relacionarse con extranjeros. 
12:10-20. El banquete de Holofernes. Al cuarto día Holofernes le ofreció un banquete, sin invitar a sus funcionarios. Holofernes bebió más de la cuenta hasta caer profiundamente dormido.

13:1-10 Judit mata a Holofernes.
Cuando ya todos se marcharon, Judit, su criada y Holofernes quedaron solos. Judit oró al Señor para saber cuál era el paso a seguir. Después se acercó a la cabecera del lecho de Holofernes, cogió su espada, y de dos golpes le degolló, y dio la cabeza a su criada, y la metió en un saco. Salieron del campamento y regresaron a Betulia.
13:11-20 El regreso de Judit a Betulia. Cuando los guardias de la ciudad la vieron llegar, gritaron de alegría y se formó una multitud para recibir a Judit. Les enseñó la cabeza de Holofernes y les aseguró que no había sido violada por el asirio, y que todo fue realizado gracias a la intervención divina. A continuación todo el pueblo adoró a Dios, y Ozias la alabó de forma parecida a María por su prima Isabel39.

14:1-10. Judit mandó a la multitud que colgaran la cabeza de Holofernes en la muralla, que al amanecer todos tomen las armas, y que vayan hacia el campamento asirio poco a poco; así los guardias asirios irian a buscar a Holofernes con prontitud, y al no encontrarle se asustarían y huirían, les matarían en su huida. Mostraron la cabeza de Holofornes a Akior quien se humilló y alabó a Dios.

14:11-15:7. Los israelitas bajaron al campamento asirio. Los guardias avisaron al lugarteniente de Holofernes. Al entrar en la tienda de Holofernes, verle muerto decapitado, y al no ver a Judit, pronto entendió lo ocurrido. Al verse sin su general, los asirios huyeron a la desbandada. Ozias mandó mensajeros a las ciudades de Betosmetaim, Bebai, Koba y Kola para relatarles lo sucedido para luchar contra los asirios y destruirles. Todo Israel salió a luchar contra los asirios y los llegaron a expulsar hasta Damasco.

15:8-14. El sumo sacerdote Joaquin y todos los líderes de Jerusalen
fueron a Betulia a ver y felicitar a Judit. Judit y las mujeres que iban con ella se coronaron con ramas de olivo.

16:1-17 Cántico de Judit. La forma es la de un salmo pues es un canto de alabanza y se acompaña de instrumentos que se mencionan en Salmos 150.


RESUMEN ANALÍTICO


La identidad de Betulia.

Betulia es un nombre geográfico que ha suscitado mucho debate. Su localización se encuentra en Samaria, entre el Valle de Jezreel y Jerusalén, a la cabeza de un importante paso, a unas pocas de Geba, la moderna Jeba. Según la opinión de Torrey sólo hay una ciudad que satisface todas las características expresadas: la ciudad de Sechem; un gran ejército que amaneciera en Geba y que llegara a la llanura que precede a Betulia, sólo lo cumple Sechem. 

Además es la ciudad que ocupa el paso más importante de todos que garantiza el acceso a Judea. Además cada descripción topográfica de Betulia y sus alrededores coincide con los de Sechem. La fuente de agua es la moderna Bait al-Ma a 15 minutos de Sechem. La subida a la ciudad era por un estrecho valle. 

La fuente de agua al pie del monte, la cual suministraba agua a la ciudad es el gran manantial (en árabe wadi) Ras el-'Ain ,en el valle (  ), justo encima de Sechem, al pie del Monte Gerizim. El abundante suministro de agua de la ciudad moderna se debe a un sistema de antiguas conducciones subterráneas de este wadi. 

Evidencia adicional lo da el relato del aislamiento de Betulia: Ekrebel es Akrabah a tres al sudeste de Sechem en el camino a Jordania, Chusi es Kuza a tres horas al sur, en el camino a Jerusalén. Por tanto, la identidad de Betulia con Sechem es incontestable.
Betulia es un seudónimo de Sechem, debido a la animadversión que sentían los judíos por los samaritanos, por lo que Sechem no podía ser utilizado por un narrador judío en una narración tan popular como la de Judith a las alturas del siglo II antes de Cristo. La forma original de Betulia (en griego , en latín Bethulia) es incierta.

Como la mayor parte de los investigadores lo han reconocido, el libro de Judith se compuso originalmente en hebreo. La versión griega posee señas inconfundibles de ser una traducción. La popularidad de la historia es atestiguada por la existencia de varias versiones, que en suma no difieren mucho entre sí. Se han conservado tres versiones en griego: (1) el texto estándar encontrado en la mayor parte de los manuscritos, y se dan en todas las ediciones impresas; es probablemente la versión que más se acerca al original; (2) una versión corregida y “mejorada” representadas por el Códice 58, y por las versiones Latina Antigua y Siríaca; y (3) un texto relacionado con el anterior, encontrados en los Códices 19 y 108. La versión de la Vulgata se realizó por San Jerónimo de un texto arameo de forma rápida y con considerable libertad en la traducción.

La oración de Judith no sigue patrones persas ni helenísticos.


1  2 Crónicas 20:3
Jonás 3:5-8.
3 Joel 2:17.
4 Exodo 2:24-25;3:7;Salmos 102:20.
5 Exodo 29:38;Números 28:3.
6 Se referirá al lugar de Harán (Génesis 11:31).
7 Génesis 13:2
8 Génesis 42:2;46:6.
9 Éxodo 1:7.
10 Éxodo 1:10-14.
11 Éxodo 7:14 – 12:42.
12 Éxodo 14:21-22.
13 Éxodo 19:1; Números13:26; Deuteronomio 1:46.
14 Números 21:25-30.
15 Josué 3.
16 Éxodo 23:20-33;Levítico 26:3-12;Deuteronomio 28:1-14.
17 Isaias 61:8; Habacuc 1:13; Salmos 5:6.
18 Jueces 2:11-14,19;3:7-8,12;4:1.
19 2 Reyes 17:6-7;24 – 25; Jeremías 52:13; Esdras 5:12.
20 Efrain era la tribu más importante de Israel, el primogénito de José, pero en este contexto se refiere a todo Israel.
21 La afirmación de un oficial pagano de que Dios no los libraría del poder militar o secular de una autoridad
extranjera no aparece por primera vez en las Escrituras. Recuérdese el ejemplo del Rabsaces, enviado del rey de Asiria a los embajadores del rey Ezequiel (2 Reyes 18:35), o del rey Nabucodonosor al querer persuadir a los tres jóvenes a inclinarse ante un ídolo (Daniel 3:15), o los razonamientos de Zerahemna, Amalickiah y Ammorón al capitán Moroni (Alma 44:8-9;49:27;51:21-22).
22 La expresión Dios del cielo se usa en el libro de Judit (5:8;11:17).
23 Judit 9:9; 2 Reyes 19:4,16; Hechos 4:29.
24 Samaria fue asediada por los asirios y por la sed (2 Reyes 6:23), Jerusalen por los babilonios, el hambre y la sed (2 Reyes 25:3; Lamentaciones 4:4-9).
25 Muchos eruditos griegos y latinos dicen que era de la tribu de Simeón.
26 Acaso el hijo de la sunamita murió de golpe de calor (2 Reyes 4:18-20). Afortunadamente fue revivido por el sacerdocio de Eliseo.
27 Salmos 78:18;95:9;106:14;Éxodo 17:7;Números 11:1.
28 Isaias 40:13;Miqueas 4:12;Salmos 139:17;Job 42:2-3;Romanos 11:33-34;1 Corintios 2:11,16.
29 1 Macabeos 2:50;5:32;13:4-5.
30 Génesis 22.
31 Génesis 25:21;27:1-40.
32 Génesis 29-31.
33 Éxodo 30:8.
34 Génesis 34:13-15;24-25.
35 Isaias 42:9;44:7;46:10;48:3;Salmos 33:11.
36 1 Samuel 17:45; 2 Reyes 19:23-24;Salmos 20:8;2 Macabeos 8:18.
37 1 Reyes 18:37;2 Reyes 19:19.
38 Rut 1:16. La cita de esta escritura es artificiosa en este contexto.
39 Lucas 1:42;Jueces 5:24.

1 comentario: